DEDICACIÓN, ESFUERZO y UNIÓN FAMILIAR

La familia Nuño es originaria de Guadalajara, Jalisco. Los miembros de esta familia inmigraron hace más de 13 años. Una familia triunfadora llena de sueños, mucha unión, pero especialmente, con una gran fe en Dios.

Al llegar al hogar de los Nuño, se respiran la dedicación y delicadeza en cada detalle de la decoración y quien nos recibe alegremente es Magnus, la mascota de la familia.

Ivonne, Galileo y sus hijos Raúl, Ivonne y Daniela llegaron a Houston, donde no conocían a nadie, sin familia, solo una tía que les abrió la puerta de su casa mientras ellos se abrían camino en su nueva ciudad. Sus hijos pequeños aún, vivieron parte de su niñez y la adolescencia en un país nuevo.

“Solíamos pasar las Navidades solos, creo que el estar lejos de amigos y familiares nos unió aún más”. Nos cuenta Ivonne con algo de nostalgia en su voz.

MFM: ¿Qué tan difícil ha sido criar sus hijos en un país diferente al de ustedes?

Ivonne: Gracias a Dios nos han tocado buenos hijos, son muy inteligentes en la escuela y la verdad se portan muy bien, no tenemos queja de ellos, siempre nos han ayudado hasta en los negocios.

MFM: ¿Qué tan difícil es atender la casa, los hijos y ayudar a Galileo en sus negocios?

Ivonne: Yo creo que se me facilita porque me gusta lo que hago; me gusta mi casa, mis negocios, disfruto a mis hijos y como te decía hace rato, hemos formado un equipo. Todos ayudamos en todo. Tanto en los negocios como en la casa. Cada quién sabe lo que tiene que hacer; sus responsabilidades. Y creo que eso hace que todo sea más fácil.

MFM: ¿Qué tan importante ha sido para usted el apoyo de su esposa para salir adelante en este país y llegar a donde han llegado?

Galileo: Sinceramente, yo sin ella, no hubiera podido hacer lo que hemos hecho entre los dos, porque desde que nos casamos, siempre hemos estado así a la par, hombro con hombro. Ella ahora maneja partes muy importantes de los negocios, como es el trato directo con el personal y aunque, gracias a Dios, los negocios ya caminan un poco más solos, ella es muy importante en ellos.

MFM: ¿Qué me dirías de la frase “detrás de un gran hombre siempre hay una gran mujer”?

Galileo: Creo que no es detrás, más bien a un lado. Mi esposa, en los tiempos difíciles, es quien me da más fortaleza. Uno como hombre es más dado a tirar la toalla, a decir: “No, ya se acabó, no funcionó”. Tomamos decisiones más drásticas y las mujeres son más de; “Espérate, vamos a salir de esta”. Es por eso que ha sido ella tan importante.

MFM: ¿Chicos, ustedes, qué es lo que más admiran de sus padres?

Daniela: Yo lo que más admiro, es la determinación que tienen, creo que ha sido fundamental para cumplir sus metas. Son un ejemplo para nosotros.

Ivonne: Yo lo que más admiro de mi papá es cómo piensa, es muy inteligente, muy creativo en todos sus negocios. Siempre nos da buenos consejos. De mi mamá, definitivamente, su fuerza. La verdad, ella hace mucho y no sé ni cómo lo hace.

MFM: Pudimos darnos cuenta de cómo a Ivonne se le rozaban sus ojos mientras sus hijos hablaban de ella.

Raúl: Pues yo, como dice Daniela, la visión y las buenas ideas que tiene mi padre en los negocios, siempre encuentra caminos para resolver los problemas que podamos tener y a mi mamá, pues también. El nunca tirar la toalla, por más difícil que se vean las situaciones, nos hemos topado con muchas cosas en los negocios y en la familia también, pero de ella es la última que vas a escuchar decir: “No se puede”. Siempre quiere hacer la lucha. Aparte creo que la unión de ellos también nos da fuerza de seguir adelante y tener siempre ese ejemplo.

MFM: Me llama mucho la atención que los tres mencionan la fuerza de ustedes dos, ¿de dónde sacaron esa fuerza?

Ivonne: Pienso que Dios nos acomodó él conmigo y yo con él, pienso que estamos como encajados. También heredamos la fuerza de nuestros padres. Mi mamá fue casi casi mamá soltera y ella me enseñó a ser fuerte, igual me casé muy joven, tenía solo 18 años. Los padres de Galileo también son personas fuertes, su mamá siempre supo cómo llevar su familia.

MFM: Galileo, ¿tiene algún consejo que quisiera compartir a esas personas que están pensando en iniciar un negocio en este país o que van llegando apenas?

Galileo: Tal vez se escuche trillado: “Que le pongan ganas y no se rajen”. Pero creo que lo principal es que en todos tus planes pongas a Dios primero, porque muchas veces cuando uno se desespera y las cosas no salen bien, él está ahí. Eso sí, ser bien trabajador, positivo e ir teniendo metas que sean cortas. Todos queremos tener una fábrica grande con 100 o 200 empleados, pero yo creo que si vamos meta por meta es más fácil y se disfruta más cuando Dios te permite llegar a tener lo que buscabas.

“Aquí en este país hay gente exitosa. Unos más que otros, pero si eres disciplinado y vas pegado con Dios, si tu dinero tiene un objetivo noble y te enfocas en tu familia y en ayudar a las personas, como puedas, se van dando más y más las cosas” – Galileo Nuño

MFM: Ahora que mencionas las metas, ¿cuáles son las suyas para el 2018?

Galileo: Primeramente, disfrutar la vida y lo que Dios vaya poniendo en el camino, porque, por ejemplo, estábamos por iniciar otro negocio, ya habíamos hecho pruebas y de repente nos salió otro. Siempre le pido a Dios que él me guíe, que se haga su voluntad, no la mía. Lo que sea mejor para mi esposa, mis hijos y para mí: yo de todas maneras seré feliz.

MFM: Ustedes chicos, ¿cuáles son sus metas?

Raúl: Como personas, pues creo que todos tenemos defectos que queremos mejorar, disfrutar lo que Dios nos da y ya hablando más profesionalmente, quisiera empezar lo mío propio. Pero siempre agarrado de la mano de mis padres y de Dios.

MFM: ¿Galileo está preparado para cuando se case alguna de sus hijas?

Galileo: La verdad no soy celoso, a mí me hace feliz el que ellos estén felices. Uno sabe que Dios nos da los hijos solo prestados, pero será fácil porque somos muy unidos. Las parejas de nuestros hijos también se nos pegan (dice entre risas). Entonces, será fácil.

MFM: ¿Han sido difíciles estos 13 años en Houston?

Galileo: En estos años hemos hecho más amigos, mis padres y hermanas ya viven aquí con nosotros, nuestro equipo de trabajo se ha convertido en nuestra segunda familia, tenemos gente trabajando con nosotros desde hace más de 10 años, les escuchamos sus problemas, que si los hijos, sus parejas, divorcios etc. No puedes evitar involucrarte y tratarlos de apoyar, con el tiempo te encariñas con la gente. Pero somos bendecidos.

La Familia Nuño en varias ocasiones recalcó cómo Dios ha sido fundamental y parte principal en sus logros tanto en familia como empresarialmente. Un matrimonio de más de 24 años, que se casaron jóvenes pero que con esfuerzo y dedicación ahora son dueños de una cadena de clínicas (Dr. Amigo) así como de varias sucursales de Tacos del Julio. Su último proyecto “Eagle Car Wash and Detail”, el cual iniciaron apenas este año, y que pinta para un triunfo más a prueba de dedicación, esfuerzo y unión familiar.

Por Gloria “Yoyis” Quintanilla
Marketing Adviser
glowgalvan@gmail.com
Fotografía por al-fin Photography
Maquillaje y peinado por Naty Salon & Spa

 

0