El poder de la sonrisa

¿Te gustaría saber cuál es una de las armas secretas más importantes para conseguir lo que te propongas? Si es así, entonces este artículo te interesará.

Uno de los elementos que repercute en el estado de ánimo de toda persona es la sonrisa ya que está comprobado que si empiezas tu día con una sonrisa, es probable que termine de la misma manera. Porque además de neutralizar el estado de ánimo en el que te encuentres, genera en las personas a tu alrededor una percepción diferente.

Es habitual escuchar que la sonrisa es una herramienta para abrir puertas en todo momento y lugar. Es por eso que aprenderás ciertos ejercicios que te ayudarán a sacar una sonrisa natural en cualquier tipo de evento.

La sonrisa natural y espontánea:

Esta sonrisa se caracteriza por mostrar los dientes de manera sincera. Genera confianza incluso en las personas del entorno. Es, sin duda, la sonrisa perfecta.

En momentos sociales la sonrisa también genera cordialidad y confianza, como ocurre, por ejemplo, en una entrevista laboral o en alguna ponencia que llevemos a cabo. Incluso es útil para romper el hielo con el receptor y generar cordialidad y confianza.

¿Te gustaría aprender algunos tips básicos que te pueden ayudar a proyectar una sonrisa asertiva y no fingida? Entonces toma nota:

1Inicia tu día con una sonrisa frente al espejo.

2Si al principio no te sale de modo natural, piensa en algún momento placentero, incluso chistoso, y vívelo de nuevo.

3Si alguien te hace un comentario malintencionado o te enteras que alguien habla mal de ti, sonríe en todo momento y recuerda que cuando alguien habla mal de otra persona, habla mal de si mismo.

4Tienes dos opciones: reírte o no hacerlo. ¡Mejor sonríe!

Recuerda que uno de los complementos de la imagen física de todo ser humano es la sonrisa. Genera nuevas actitudes en las personas a tu alrededor.

Porque sabemos que la vida es una rueda de la fortuna, en donde a veces se gana y a veces se vuelve a ganar por las experiencias que te da. Sea la circunstancia que sea, procura sonreír. Verás que en automático tu estado de ánimo no es el mismo. Ríe a carcajadas cuando estés a solas y no dejes de recordar esos momentos que te han dado instantes alegres.

Nuestra sonrisa genera y proyecta más de lo que imaginas. Por lo que me gustaría finalizar con un mensaje positivo:

Recuerda que cuando más oscura esté la noche es que pronto va a amanecer, y que después de ese “mal momento,” serás una persona fuerte y con mayor experiencia. Así que no dejes de sonreír. Disfruta cada día como si fuera el último de tu vida. Y nunca dejes de sonreír porque alguien puede enamorarse de esa sonrisa. ¿Te gustaría sonreír?

Por Daniella Moreno
0