Cómo mejorar la gestión del tiempo

En la recta final de año tomamos conciencia de lo rápido que pasa el tiempo hasta el punto de que, a veces, no podemos evitar preguntarnos si lo hemos aprovechado realmente bien. La vida es mucho más que tiempo, este ingrediente es paralelo a la existencia humana. Y pese a que, con frecuencia, tenemos una perspectiva totalmente subjetiva de los segundos, un minuto dura siempre lo mismo.

¿Cómo mejorar la gestión del tiempo?

1El uso de una agenda no siempre es necesario, sin embargo, en el caso de aquellas personas que, por distintas razones, tienen muchas ocupaciones profesionales y personales, la agenda es una herramienta útil para poner la rutina en orden.

2Esta recta final de año es un buen momento para hacer balance. ¿A qué aspectos quieres seguir dedicando tiempo durante los próximos meses? ¿Y en qué puntos te gustaría hacer cambios? Haz un reajuste teniendo presente que tú debes dirigir tu tiempo y no sentirte desbordado continuamente por esa desagradable sensación de no llegar a todo.

3Hoy en día, puedes hacer muchas gestiones desde casa gracias al uso de las tecnologías. En ciertos momentos, valora la ventaja de hacer algunas gestiones online porque permiten el ahorro de tiempo en los desplazamientos.

4Márcate un objetivo prioritario para cada día. En este caso, pregúntate el porqué y el para qué de tu meta.

5Organiza tu tiempo respetando el equilibrio entre tu vida profesional y personal. Tu trabajo es importante pero no tanto como para dejar que robe todo el espacio al ocio. Reserva una tarde especial en la semana.

6Deja de lado la inercia de posponer tareas para mañana porque en ese caso, se convierten en urgentes asuntos que no lo son si los abordas en el plazo exacto.

7Las personas no somos máquinas. Por tanto, cuida tu descanso y evita el síndrome de la ocupación constante, una tendencia habitual en la sociedad actual.

0