Giovani Dos Santos

El seleccionado mexicano y delantero del LA Galaxy estuvo en Houston para el partido Dynamo vs LA Galaxy.

Terminando el partido en el que el Galaxy derrotó al equipo local por un gol a cero, Gio se dio un regaderazo e inmediatamente salió a encontrarse con sus fans en Top Golf Katy. Se notaba un poco cansado, pero con una increíble disposición para atender a los que ahí nos reunimos para conocerlo. Debo decir que quedé gratamente sorprendida al conocer a un jugador educado, culto y gran ser humano.

Gio nació en el Distrito Federal en México, pero pasó la mayor parte de su infancia en Monterrey, motivo por el cual, según nos aclara, mucha gente piensa que es regio. Su padre Geraldo Francisco Dos Santos, más conocido como Zizinho sembró en Gio la pasión por el fútbol soccer. A los 11 años de edad viajó con su equipo a Francia para un torneo. Ahí fue reconocido como el mejor jugador del torneo y los buscadores de talento del equipo Barcelona lo vieron jugar e inmediatamente negociaron un contrato. Así la familia Dos Santos Ramírez llegó a vivir en Barcelona.

Desde muy pequeño supo que quería ser futbolista profesional, acompañaba a su padre a los partidos, a las prácticas y a todo lo relacionado con su profesión. Gio recuerda que siendo un niño, muchas veces, le mencionó a su abuelita que él sería un jugador profesional y lo logró. De padre brasileño y madre mexicana asegura que su padre es más mexicano y él también se siente más mexicano de corazón. Aunque habla muy bien portugués y considera que la mezcla de samba y mariachi es muy interesante.

El delantero afirma que en el Galaxy encontró la estabilidad y felicidad que no había encontrado en otros equipos. En Los Ángeles hay mucha gente latina y se siente como si estuviera en México. Por el momento está soltero, pero siente que está entrando en una etapa de madurez y ya piensa en formar una familia. Pero está tranquilo, seguro de que la persona ideal llegará en el momento preciso.

“Me siento muy orgulloso de ser mexicano con un toque brasileño”

Aún no se acostumbra a celebrar el Día de Acción de Gracias, pero envía unas palabras a su papá y su mamá en estas fechas especiales:

“A mi papá, agradecerle todo lo que hizo por mí desde chiquito. Él fue el que prácticamente me lo dio todo en el mundo del fútbol. Me enseñó la pasión por este deporte. La responsabilidad. Siempre me llevó por el buen camino y yo creo que sin él no estaría donde estoy ahora. Le agradezco mucho por haberme educado tanto como persona y haberme ayudado a crecer como jugador de fútbol”.

“A mi mamá, qué puedo decir, es la base de la familia. La que ha sido el soporte, la que siempre ha orado por nosotros, la que siempre ha estado ahí en los malos momentos. Gracias a su amor y cariño, yo creo que la familia siempre ha salido adelante”.

Al terminar la reunión con sus fans, organizada por Super Mercados Fiesta y Mountain Dew, ya en el estacionamiento, una mujer se acercó muy emocionada pidiéndole un video para su hijo, a lo que Gio accedió paciente y amablemente a pesar de su evidente cansancio. Una vez más lo empezaron a reconocer y él con una sonrisa posó y regaló autógrafos para cada uno de sus fans. Bien por Gio.

0