Familia Cárdenas. Cada día un “Te amo”

Víctor Cárdenas es un hombre que dedica gran parte de su tiempo al servicio de la comunidad, especialmente a los jóvenes. En el ramo empresarial dirige varias empresas de la familia, entre ellas una comercializadora, y representa una empresa del ramo de la construcción. En el área ministerial forma parte de la mesa directiva del “American Bible Society”, cuya misión es llevar Biblias a todas partes del mundo a un precio muy reducido o completamente gratis. Es además fundador de Otra Onda, una organización sin fines de lucro que empezó en Houston y que ahora está en muchos países. Organizan convenciones y eventos para el entrenamiento de líderes juveniles. Y por si fuera poco, Víctor forma parte del grupo de rock cristiano Zona 7 desde 1998, año en que se formó.
MFM. ¿Qué te motiva a ayudar a los jóvenes?
Víctor. Quizás sea la necesidad que hay principalmente en los jóvenes latinos, donde la mayoría de los padres tienen dos trabajos y no hay supervisión. Las estadísticas dicen que en Houston la mayoría del crimen con adolescentes involucrados, es después de las tres de la tarde cuando hay, en muchos casos, cero supervisión de los padres.
MFM. De acuerdo a tu experiencia ¿Qué factores crees que influyen para que los jóvenes no tengan metas de superación?
Víctor. Me duele ver que los jóvenes tienen la idea de que tienen que repetir los errores de los padres, no es malo que ellos no hayan estudiado, pero si estás en un país donde hay tantas oportunidades, ¡no pueden decir que no hay dinero para estudiar! A veces se conforman con la idea de que “si mi papá tiene un trabajito haciendo equis cosa, yo también voy a hacer lo mismo”. No tienen que ser así, los jóvenes deben mejorar, echarle ganas y sobresalir en lo que hacen. Tengo un gran deseo de impactar al mundo con esperanza, con un mensaje positivo, con algo que pueda traerles un apoyo para pensar en grande y hacer cosas diferentes.
MFM. En el aspecto familiar ¿Cuántos años tienes de casados?
Víctor. Doce años. Dios me ha bendecido con tres hijos: Esteban de 10, Carlo de 9 y Jonathan de 5 y mi esposa que comprende que soy una persona muy ocupada; ella ha aprendido a compartirme entre el trabajo, el ministerio y la banda.
MFM. Areli ¿Cómo es tu vida al lado de Víctor?
Areli. Yo entiendo que la vida de él es muy ocupada, mucho tiempo está fuera de la casa ya sea por negocios, por el ministerio o por Zona 7. Siempre está viajando, es la parte difícil para la esposa: aprender a compartir tiempo. Pero cuando está con nosotros, lo disfrutamos al máximo. Les encanta ver películas con una gran cubeta de palomitas y refrescos, tratamos de que sea la familia nada más.
MFM. ¿Tienes otro trabajo aparte del de ama de casa?
Areli. Gracias a Dios apenas dejé de trabajar, trabajé desde que nos casamos, pero siempre había querido estar más tiempo con los niños porque se me hacía muy feo no dedicarles el tiempo que ellos necesitaban. Yo llegaba de la oficina, hacer de comer, limpiar y ya me quitaba tiempo de estar con ellos, sentarme con ellos, platicar con ellos o simplemente escucharlos.
MFM. ¿Qué piensas de la transformación de Víctor de empresario a rockero?
Areli. Cuando está en el escenario tocando me gusta, lo disfruto porque veo el esfuerzo que hacen, ya sea con pocas o muchas personas que asisten y el resultado que tienen entre los jóvenes es increíble. El propósito que tiene la banda se está cumpliendo, el cual es impactar a un muchacho a que cambie su mentalidad por medio de la música. Como empresario, yo veo cómo Dios le ha dado sabiduría para poder tener contacto con la gente y poder crecer y aprender. Eso a mí también me gusta por eso no había querido dejar de trabajar.
MFM. ¿Cómo fue el noviazgo?
Areli. Duramos un año y medio de novios. El empezó a buscarme y al principio no me atrajo, yo llegue a un culto de jóvenes donde él era el Pastor. Soy la segunda de cinco hermanas y el empezó a llamarnos para invitarnos a la Iglesia a mí y a mis hermanas. Y poco a poco empezó el cosquilleo por él.
MFM. ¿Qué fue lo que más te atrajo de Areli?
Víctor. Uno: que es muy atractiva, muy guapa ante mis ojos. Dos: pues que era joven y yo la verdad estaba buscando alguien joven con quién casarme. Lo vi como una oportunidad para poder juntos moldearnos y poder crear. La verdad es una mujer excelente con los niños, para mí es la mejor madre del mundo. Yo tenía 27 y ella 19; ahora tengo 40 y ella 33.
MFM. Víctor ¿Qué pensabas hace doce años y qué piensas ahora en relación a la abstinencia sexual entre novios?
Víctor. Yo era pastor de jóvenes y nos teníamos que guardar, aparte de que es lo correcto, pues yo estaba al frente de un grupo de jóvenes que esperaban lo mejor de mí y no los podía defraudar. Primero no defraudar a Dios que es lo que Él enseña en su palabra; y segundo pues a los chicos que estaba pastoreando en ese tiempo. Y más importante, no defraudarla a ella porque pues es muy fácil simplemente persuadir a alguien y “comerse el pastel antes de casarse”, como dicen. Yo creo que eso es importante… no defraudarla a ella.
MFM. ¿Cómo es la relación padre-hijos?
Víctor. Ahorita Esteban está en su pre-adolescencia y ya tuvimos su primera plática sobre sexo. Yo quiero ser el que le enseñe, no quiero que alguien más lo haga, porque su padre les va a enseñar lo mejor desde la perspectiva bíblica. Quiero que sepan que soy su amigo: nos encanta ir al cine, ver películas, compartimos muchas cosas en común y el poco tiempo que tengo libre, les doy lo mejor. Areli les da todo el tiempo necesario y ellos saben que son amados y que a pesar de sus imperfecciones son aceptados y estamos para ayudarles.
MFM. ¿Cómo es la relación de los niños con los integrantes de Zona 7?
Areli. Todos se quieren mucho entre los integrantes y para los niños son como familia. A veces viajan con ellos y vienen muy contentos.
MFM. Antes, todos los integrantes estaban solteros, ahora es diferente, tienen más responsabilidades, ¿ha influido esto en la banda?
Víctor. Nada más te digo que antes éramos siete y ahora somos cuatro. Es muy difícil vivir de la música, especialmente del rock cristiano en español. Afortunadamente, todos tenemos privilegios en nuestros trabajos, donde si tenemos que faltar tres o cuatro días seguidos, lo podemos hacer. Gracias a Dios todos tenemos nuestro trabajo, que es el que trae la provisión a la mesa. Respecto al ministerio, lo hacemos los fines de semana, que es cuando los jóvenes tienen sus eventos.
MFM. ¿Visualizas a tus niños como los futuros integrantes de Zona 7?
Víctor. Desde pequeños les inculque la visión de que ellos son una banda, en su mente saben que son Zona 7 dos. Esteban va a cantar y tocar el bajo; Carlo le encanta la batería y Jonathan va a cantar y tocar la guitarra.
MFM. ¿Piensan tener más familia?
Areli. Yo quisiera una niña pero me gustaría adoptar, entonces vamos a ver si más adelante adoptamos una niña, porque ellos se van a acampar a hacer cosas de hombre y yo tengo que ir.
MFM. ¿Cómo le dan tiempo a la relación de pareja?
Areli. A Víctor le encanta rentar cuartos de hotel aun en la misma ciudad, nos vamos viernes y regresamos el sábado. Aunque sea dentro de la ciudad, pero estás fuera de tu casa, te sales de la rutina.
Víctor. La responsabilidad de tener tres niños es muy demandante y nos encanta, pero a veces necesitamos tiempo para pasar nosotros solos y tener no nada más intimidad sino platicar de cosas, planes, recapacitar. Yo creo que es algo muy sano y que ayuda a que el matrimonio se fortalezca… es como una terapia y un desahogo a la rutina. El matrimonio que dice que no tiene problemas, miente. Yo creo que en todos los matrimonios se está trabajando diario en perfeccionarlo. Y si no hay ese tipo de tiempo de relajación, pues se está simplemente complicando más la cosa.
MFM. ¿Cuál sería tu consejo para lograr un matrimonio estable?
Víctor. Primero ser humilde uno al otro, reconocer que te equivocaste y decir la regué o perdóname. El otro es que no sean celosos; el celo es una de las llaves más grandes en la ruptura de matrimonios. Es importante reiterarse que se aman. Yo soy una persona que necesito escuchar que me aman. Mi papá, gracias a Dios, lo veo diario y siempre me dice “te amo” y de la misma manera se los digo a mis hijos.
Areli. La comunicación, estar al pendiente uno del otro y cuando uno sabe qué es lo que está haciendo tu pareja, hay paz, hay tranquilidad… no hay celos.
MFM. ¿Qué características debe tener una persona para considerarla un amigo?
Víctor. Un amigo es con aquel que pasas tiempo, con el que vas a nutrir una amistad y con el que estas dispuesto a invertir tiempo. En cualquier amistad se requiere tiempo, el poco tiempo que tengo, aparte de invertir con mi esposa y mis hijos, pues lo voy a invertir con los amigos.
La familia de Víctor y Areli es un ejemplo a seguir de cómo comunicarse y amarse entre ellos. Y no sólo eso, también nos dice que sí se puede con el peso de otra familia más: Zona 7. Víctor habla con mucha emoción de sus amigos de Zona 7, que al igual que su familia de sangre, se cuidan, se respetan y ayudan mutuamente. La banda está formada por Moncho, Luis, Tommy y por supuesto, Víctor. Puedes conocer más de Víctor Cárdenas y de Zona 7 en: www.zona7web.com.

0